La tarjeta de presentación es un elemento muy importante para los profesionales, en especial para los autónomos que están iniciando un negocio, para asesores, abogados, médicos, para empresarios y para toda clase de usuarios que necesiten tener sus datos en un formato portable, fácil de transferir y poco engorroso, a la hora de establecer contactos con socios o con prospectos de clientes. El diseño de tarjeta de presentación es de suma importancia a la hora de llevar a cabo esta presentación, es por ello que debes dedicarle el tiempo suficiente al diseño de tu tarjeta, o contratar a expertos en diseño para impresión como es el caso de MundoPrints.

Pero ¿cómo debe ser tu tarjeta presentación ideal? En este artículo encontrarás una serie de tips para que añadas al diseño de tarjeta de presentación, para que imprimas un producto que de verdad te represente a ti, tus valores y tu negocio, además de presentar la información correcta.

Tarjetas de Presentación

 

¿Qué información debe incluir el diseño de tarjeta de presentación?

Los diseños de tarjetas de presentación personales deben ser informativos, debes agregar datos que te identifiquen y que dejen claro para qué empresa trabajas, cuál es tu cargo en dicha empresa y transmitir legitimidad y confianza a quien reciba la tarjeta.

Dicho esto, podemos resumir que los elementos que una tarjeta de presentación ideal debe tener son los siguientes:

  1. Tu nombre: que debes resaltar para que llame la atención, puedes usar una fuente o color diferente, pero tratando de que luzca natural y no desentone con el resto de elementos de la tarjeta.
  2. Profesión o cargo: debes dejar en claro el cargo que ocupas en la empresa, si quieres, puedes resaltarlo también, aunque de nuevo, manteniendo el tono del resto de los elementos de la tarjeta.
  3. Datos de contacto: añade tu número de teléfono, preferiblemente tu teléfono corporativo, para que puedas recibir llamadas de los prospectos si finalmente deciden contratar tus servicios. También puede servir el correo electrónico o el sitio web, amén de herramientas más modernas, como códigos QR que le permitan al cliente acceder a los datos que sean necesarios para contactarte.
  4. Los colores y logotipo de tu empresa: aunque se trata de una tarjeta de presentación personal, debes identificarte con la empresa para la que trabajes ya que es de esta forma se te relaciona con un perfil más profesional, relacionado a una entidad legítima.

Mantén un tono acorde entre fuentes y colores

Al crear tarjeta de presentación debes utilizar las fuentes y colores de tu empresa puede ayudarte a mejorar tu imagen profesional. Esto aplica también si eres autónomo, mantén una estética adecuada, sobria que exprese profesionalidad y buen gusto. Los seres humanos estamos programados para responder mejores elementos estéticamente atractivos, por lo que un diseño de tarjetas personales bien cuidado puede ayudarte mucho.

Los colores y las fuentes no deben desentonar. Si utilizas una fuente y colores específicos para tu empresa, debes utilizarlos en todos los elementos con los que la presentes: folletos, tarjetas para negocios, página web, logotipos, papelería incluso la decoración de tu oficina. Debes mostrar una imagen homogénea ante el mundo, sobre todo a la hora de presentarte ante un cliente, por eso es necesario que cuides el diseño de tarjeta de presentación hasta en el más mínimo detalle.

La forma, el tamaño y el papel en el que imprimas la tarjeta también dirá mucho sobre ti, dependiendo de la naturaleza de tu negocio. También debes tomar en cuenta la comodidad del receptor de la tarjeta. Si esta es muy grande o su forma es incómoda, será difícil que la guarde en la cartera o que la pueda meter en el bolsillo para consultarla luego. Puedes encontrar distintos editores de tarjetas de presentación con plantillas que pueden ser muy útiles y que te pueden ayudar a obtener un resultado atractivo y al mismo tiempo profesional.